¿Qué es la astringencia? El tacto en boca del vino

El vino no se conforma solo por el líquido que ves en la botella, sino que atraviesa muchos procesos distintos que dejan su propio sabor y su propia textura al producto final. Es lo que sucede con las lías y los taninos, que alteran las propiedades del vino y le conceden una astringencia particular.

 

¿Qué es la astringencia? Podríamos definir la astringencia como la sensación en boca de sequedad y aspereza que se produce cuando bebemos cierto tipo de vino.

 

Si quieres saber todo sobre ella, para entender cómo afecta a tus vinos D. O. Manchuela, solo tienes que quedarte a leer este artículo. ¡Vamos a ello!

 

Las claves para entender qué es la astringencia

Los taninos no solo están presentes en las partes sólidas de la uva, como la piel, los hollejos y las pepitas, sino que también están presentes en la madera. Es por esto que los vinos que han sufrido un proceso de maduración en barrica son más astringentes. Presta atención a estas cualidades para detectar la astringencia del vino:

 

  • Se puede detectar vinos de baja calidad de acuerdo a su amargor. A veces no es posible separar correctamente el bagazo, lo que provoca que los taninos que entran en el vino no sean suficientemente buenos. Esto se puede detectar mediante la astringencia, si el sabor resulta amargo en la boca, lo que permite concluir que el proceso de elaboración ha sido pobre.

 

  • Se puede conocer la pérdida de lubricación de la saliva. Se pueden detectar varios grados de astringencia, desde una ligera sequedad a una boca pastosa causada por la precipitación de péptidos y polifenoles. De esta forma, se puede concluir que el vino es acerbo, áspero o verde debido a la excesiva presencia de taninos.

 

  • Los vinos pueden estar duros por el raspón. Se dice que un vino es duro cuando su presencia de taninos es ligeramente superior a lo esperado, sin llegar a causar una sequedad bucal prolongada. En este caso la causa es la presencia de restos de raspón (las partes leñosas del racimo) durante la fermentación.

 

  • Te permite descubrir las aristas del vino. Si vas a catar un vino joven, puedes descubrir las cualidades que se ven con mayor intensidad, lo que son las aristas de acidez o las aristas de tanino. Si se funden el vino de la botella con este último deberían fundirse, por lo que sabremos si es un vino añejo o joven.

 

  • Puedes saber si un vino es endeble. Un vino endeble es uno débil, delgado, que no tiene cuerpo, por la escasez de taninos en su composición. Gracias a este análisis sensorial del vino, puedes descubrir hasta dónde llega su astringencia y si el sabor es agradable al paladar.

 

Ahora que ya sabes lo que es la astringencia, solo te queda comprobarla de primera mano con nuestros vinos. Coge un buen vino

D. O. Manchuela, pruébalo y verás lo bueno que está. ¡Que lo disfrutes!

Deja un comentario

Síguenos en Instagram

#VinodeInfluencia #InfluentialWine
@manchuelawine