¿Cómo influye la barrica en las propiedades de un vino Denominación de Origen Manchuela?

Tal y como te contábamos en este post sobre la historia del vino en el mundo y en la comarca de la Manchuela, la barrica es uno de los inventos más antiguos de la humanidad para guardar este licor alcohólico. En sus orígenes se utilizaban tinajas hechas con barro, pero los celtas fueron los primeros que decidieron emplear la madera de los bosques para crear barriles que pudieran contener el vino.

 

Los visigodos, ya en los albores Edad Media, se encargaron de popularizar su uso en el norte y en el oeste de Europa influyendo en el uso que se hacía de las barricas en muchas zonas de España. Hoy en día, este es uno de los métodos de conservación del vino más populares en la Denominación de Origen Manchuela, así que queremos explicarte qué importancia tiene una buena barrica para la calidad de nuestros vinos. ¿Tienes ganas de descubrirlo? ¡Permanece atento!

 

Las características de la barrica en el vino Denominación de Origen Manchuela

En un principio, este recipiente se utilizaba solo para almacenar el vino en buenas condiciones, pero pronto se descubrió que lo dotaba de características y aromas diferentes que influían en el resultado final, por lo que resultaba ideal para darle un extra de sabor o color según el tiempo que el líquido pasaba dentro de él. Este es el cambio que produce en el vino:

 

Sobre el color del vino: el contacto con la madera hace que se incremente la tonalidad debido a la reacción de los taninos de la barrica con el vino.

Sobre el aroma: la madera aporta distintos matices al vino, dotándolo de nuevos elementos en forma de especias y tostados.

Sobre el sabor: la barrica le aporta dulzura al vino, así como diferentes aromas dulces o amargos.

 

Una vez el vino ha fermentado, se almacena en barricas de roble, donde sufre cambios químicos y se altera su composición, suavizando los taninos. A la vez, el contacto de la madera con el vino aporta nuevos matices y sabores, por lo que terminan percibiéndose más aromas en función de las características de la barrica según su tamaño, su uso y el tiempo que pase el vino en la misma. Si es más pequeña, más nueva y el vino pasa mucho tiempo en ella, adquirirá más matices, pero también son importantes cualidades de la madera como la porosidad y la permeabilidad, que favorecen una oxigenación controlada.

 

 

Los factores que influyen en la fabricación de la barrica

El primer paso que sigue la barrica antes de ver la luz es el calentamiento de los trozos del roble, para que tengan esa curvatura característica que todos conocemos. Esto afecta, en último lugar, a las propiedades que heredará el vino, de forma que cuanto más tostado es más taninos aportará. De esta forma, existen cuatro tipos según el tostado de las duelas:

 

Ligero: aporta aromas avainillados y de coco.

Medio: resaltan notas más especiadas, vainilla y chocolate.

Alto: disminuyen las notas especiadas e incrementan las ahumadas, de café y de vainilla.

Muy alto: aumentan las notas tostadas y ahumadas.

 

Las barricas pueden fabricarse de diferentes maderas, como el cerezo, el castaño o el pino, pero la más habitual es la del roble porque es la más indicada para la maduración del vino. Dentro de esta categoría, las más utilizadas son las barricas de roble francés y de roble americano, que propiciarán la maduración de vinos jóvenes, crianza o gran reserva.

 

La del roble francés necesita que el corte de madera sea del sentido de la fibra, de forma que puedan ser completamente impermeables, lo que permite ahorrar en madera y asegurar un rendimiento del 20-25% en los crianzas de larga duración. El roble americano no necesita de un corte en específico y el rendimiento llega al 50%; mientras que tiene un poro abierto para permitir que el vino se oxigene en menos tiempo. Esto último afecta a los matices del vino, lo que lo convierte en una barrica ideal para los vinos de crianza corta.

 

Como ves, hay toda una ciencia detrás de las barricas que contienen los vinos que conocemos. Conocerlos es importante para aprender cómo influyen en el sabor, pero también en otras características especiales como el aroma, el color e incluso la intensidad. De la misma forma, te recomendamos que eches un vistazo a estos cuatro accesorios tecnológicos del vino para tus comidas, que te ayudarán a impresionar a tus comensales mientras disfrutáis de los mejores vinos Denominación de Origen Manchuela.

Deja un comentario

Síguenos en Instagram

#VinodeInfluencia #InfluentialWine
@manchuelawine