La historia del vino en el mundo y en la comarca de La Manchuela

La historia del vino es una de prestigio, calidad y respeto por la naturaleza. Desde hace generaciones, los humanos han cultivado la vid y la han guardado en contenedores ecológicos para producir excelentes vinos que han servido para llenar de felicidad a pobres, pero también a ricos.

 

El nombre vino procede del latín vinum, que podría proceder del griego oinos e incluso del sánscrito vêna, que se empleaba en la zona de la India hace más de 5.000 años. En cada una de estas zonas, el vino ha desarrollado unas características propias que lo han hecho único y han contribuido a darle una personalidad propia.

 

El cultivo de la vid en la Denominación de Origen Manchuela se produce, precisamente, en condiciones que favorecen su crecimiento sostenible. Entre los ríos Júcar y Cabriel, bañada por un sol radiante y protegida del viento, da lugar a variedades autóctonas como la Bobal, junto a otras de distinta uva como la Macabeo o la Sauvignon. El producto final es un vino de influencia lleno de sabores, olores y miradas inolvidables.

 

La historia del vino: un origen milenario

Las personas han producido bebidas azucaradas con la vid desde que se tiene uso de razón, si bien al principio se tomaba de forma salvaje como la vitis vinifera sylvestris. Fue alrededor del año 3.000 a. C. cuando la civilización sumeria empezó a producirla para su población entre los ríos Tigris y Éufrates, en pleno Oriente Medio.

 

Mesopotamia es la raíz de la civilización occidental en muchos aspectos, como la astronomía o las primeras muestras de escritura cuneiforme, pero fue su pasión por el vino la que la hizo famosa entre las culturas de su entorno. Los egipcios, por ejemplo, adoptaron la costumbre de cultivar sus vides alrededor del Nilo, guardando el mosto en vasijas de barro y creando una de las primeras industrias del vino de la historia.

 

Fueron los griegos los que popularizaron esta bebida en occidente a partir del año 700 a. C. Los ritos funerarios, los eventos de los nobles y las fiestas populares se llenaban del color del vino tinto, con la gracia del dios Dionisio que también aseguraba la fertilidad después de estas celebraciones.

 

Ya en el 200 a. C., los romanos lo importaron y empezaron a innovar introduciendo injertos de vides en sus cultivos. En la época se registraron más de cincuenta tipos de vinos distintos, entre ellos el conocido vino blanco que era clarificado por los vinateros de la época.

 

Los visigodos trajeron la tradición vinícola a toda Europa, en países como Francia, Alemania o España. De las tinajas de barro se pasó a los toneles de madera, donde se aseguraba que el vino fuera catalogado según factores como la calidad o el tiempo que había pasado dentro de ellos.

 

La historia del vino: Denominación de Origen Manchuela

El vino de  Denominación de Origen Manchuela tiene 2.400 años de historia. Este valioso activo se ha transmitido de generación en generación, creando un arraigo ancestral en una tierra que influye directamente en un vino excelso.

Los pueblos íberos fueron los primeros que comenzaron a plantar la vid y a tratarla para dar bebida a sus pequeños poblados. En las tradicionales cuevas domésticas o jaraíz se han recogido a lo largo de los milenios muchas tinajas de barro que guardaban las condiciones perfectas para un desarrollo óptimo del vino.

 

Tras el paso de los romanos, que tenían su centro de operaciones en Alarcón (Valeria) y los pueblos bárbaros, fueron los musulmanes los que trajeron una nueva época de esplendor al vino de la comarca. Esta mezcla de culturas ha provocado que La Manchuela se haya convertido en una tierra rica y fecunda para sus vinos tintos, rosados y blancos.

 

La labor de la Denominación de Origen Manchuela es proteger y difundir la excelencia de los vinos que se originan en esta parte del mundo y que consiguen decenas de premios nacionales e internacionales cada año. El verdadero valor de su historia está en haber generado las condiciones perfectas para que la combinación entre tradición y tecnología dé lugar al mejor vino de influencia.

Deja un comentario

Síguenos en Instagram

#VinodeInfluencia #InfluentialWine
@manchuelawine