Así es la variedad Garnacha de la D. O. Manchuela: características y sabor

La variedad de uva Garnacha es una de las más importantes y valoradas dentro de la Denominación de Origen Manchuela. Es una de las uvas tintas más frecuentes en nuestros viñedos, junto con nuestra variedad emblema: la uva Bobal

Ya sabes que nuestra denominación de origen protegida se encuentra en la provincia de Cuenca y abarca una amplia zona que se extiende por las comarcas de La Manchuela y La Mancha. La región cuenta con un clima mediterráneo continental y una gran variedad de suelos bordeados por los ríos Júcar y Cabriel, lo que permite el cultivo de diferentes variedades de uva.

Entre ellas se encuentra esta Garnacha, cultivada en todo el territorio nacional. Hoy vamos a ver cuál es su historia, sus características y a qué tipos de vino de la D. O. Manchuela da lugar.  

Historia de la variedad Garnacha en la D. O. Manchuela

La variedad Garnacha es originaria de nuestro país y se ha cultivado durante siglos en la región de Manchuela. Su cultivo se ha adaptado a las condiciones del viento solano y del suelo de la región, lo que ha permitido que se desarrolle de manera óptima a lo largo del tiempo.

El cultivo de la variedad Garnacha comenzó en la época romana, cuando los habitantes de la región ya cultivaban uvas y elaboraban vino en tinajas de barro. Durante la Edad Media, el cultivo de la uva Garnacha se extendió por toda la región y fue adquiriendo una gran importancia económica y cultural. En la actualidad, la variedad Garnacha sigue siendo una de las más importantes dentro de nuestra  D. O. Manchuela y es valorada tanto a nivel nacional como internacional por la calidad de sus vinos.

Características de la variedad Garnacha

La variedad Garnacha se caracteriza por tener racimos grandes y compactos, con bayas de piel fina y pulpa jugosa. Es una uva que se adapta muy bien a diferentes tipos de suelo y climas, lo que la hace muy versátil en cuanto a su cultivo.

En cuanto al vino elaborado con esta variedad, se caracteriza por su color intenso y brillante, con tonos rojos y violetas. En nariz, presenta aromas frutales como cerezas, fresas, frambuesas y notas especiadas como pimienta negra, canela y clavo.

En boca, es un vino con cuerpo y taninos suaves, lo que lo hace muy fácil de beber y combinar con diferentes tipos de comida. Además, su acidez equilibrada y su sabor a frutas lo hacen perfecto para maridar con carnes asadas, platos picantes y quesos fuertes.

Cultivo y producción de la variedad Garnacha 

En la D. O. Manchuela, la variedad Garnacha es una de las más cultivadas y valoradas por los productores. El clima y las condiciones del suelo son ideales para el cultivo de esta variedad, lo que se refleja en la calidad de los vinos producidos en la región.

Los productores de la D. O. Manchuela utilizan diferentes técnicas de cultivo para obtener uvas de alta calidad y vinos excepcionales. Además, la región cuenta con bodegas modernas y bien equipadas, que hunden sus raíces de la elaboración en la tradición, para ofrecer un buen embotellado que permita el almacenamiento correcto de los vinos.  

La variedad de Garnacha más común es la tintorera, una de las más importantes y valoradas dentro de la D. O. Manchuela. Gracias a ella se producen vinos tintos de un sabor intenso y afrutado, muy fácil de elaborar y que da lugar a vinos de alta calidad y es ideal para disfrutar en diferentes ocasiones y con diferentes tipos de comida.

Si quieres conocer más sobre nuestras variedades, te recomendamos que vengas a conocer nuestros vinos de influencia, donde te explicamos las cinco variables estratégicas que influyen en la calidad de nuestro vino. 

Recent Posts

Deja un comentario

dos − uno =

Síguenos en Instagram

#VinodeInfluencia #InfluentialWine
@manchuelawine