Cuadros famosos sobre el mundo del vino

¿Eres un aficionado del mundo del arte? Puede que seas un artista y estés buscando nuevos temas para inspirarte en tus obras. El mundo del vino ha sido siempre una fuente de inspiración para muchas personas, como lo demuestran los cuadros famosos que te enseñamos en este artículo.

Ya hemos hablado de las películas vinícolas más importantes, y de canciones que puedes cantar con tus amigos sobre el vino. Desde luego, la cultura siempre ha tenido un hueco para este delicioso líquido entre sus reproducciones más importantes.

Ven con nosotros, que te vamos a explicar cómo son algunos de los cuadros del mundo del vino.

 

Las pinturas que han marcado época: con el vino

●     Jan Brughel ‘El Viejo’ – El Gusto, el Oído y el Tacto (1620). Es sabido que una buena comida siempre debe ir acompañada de un buen vino y en esta alegoría a los sentidos, Brueghel ‘El Viejo’ es capaz de plasmarlo a la perfección. En este cuadro, que puedes ver en el Museo del Prado, te encontrarás una cámara con cuadros, platos deliciosos e instrumentos musicales, donde tres muchachas que simbolizan el gusto, el oído y el tacto están en una mesa llena de manjares. El vino aparece encima de ella, como uno de los delirios que provocan los sentidos y los llevan al éxtasis, pero también aparece mientras un grupo de jóvenes criados sirven vino en un gran cáliz para acercárselo a la mujer que come.

 

●     Diego Velázquez – El triunfo de Baco (1628-1629). Seguro que alguna vez has recorrido los pasillos de El Prado y te has encontrado con esta obra, también conocida como Los Borrachos, donde se mezclan lo mitológico y lo cotidiano es una de las más famosas de Velázquez. El cuadro podría verse como una alegoría sobre el vino que alegra e inspira al hombre, porque en el centro se encuentra el dios del vino y la fiesta en la mitología romana, Baco, con una vasija y una jarra a sus pies. Le rodean un grupo de hombres con ropas sencillas que levantan copas y disfrutan de una buena tarde en compañía.

 

●     Tiziano Vecelli – La bacanal de los andrios (1523-1526). Bacos es el protagonista de este otro cuadro. Según la mitología greco-romana el dios Baco llegó a la isla de Andros, donde convirtió el agua de un arroyo en vino para el disfrute de sus habitantes. En esta escena aparece el bacanal, en el que todo el mundo está bebiendo, bailando extasiados bajo los efectos del vino. En el centro, bajo una de las muchachas tumbadas en la hierba, hay una partitura con una escritura: “Quién bebe y no vuelve a beber, no sabe lo que es beber”.

 

●     Francisco de Goya – La Merienda (1776). El maestro del costumbrismo español nos deleita con uno de los cuadros bucólicos más interesantes del siglo XVIII: un picnic en el campo, un bodegón con elementos realistas en el que además de cazuelas, quesos o abundantes hogazas de pan, hay también varias botellas de vino. Goya pintó las orillas del río Manzanares, donde un grupo de majos comen y beben despreocupados sobre la hierba. Los jóvenes beben despreocupados, en una escena que pintó el autor para representar las escenas campestres que sucedían en las colinas de nuestro país.

 

●     El Bosco – El jardín de las delicias (1490-1500). Esta obra maestra de El Bosco tardó en ser reconocida, pero cuando la gente se dio cuenta de lo que realmente significaba, le encontraron todo el sentido del mundo. Es una representación de la lujuria humana en tres actos, y la uva ocupa un papel muy importante, junto a otras frutas como cerezas, frambuesas y madroños, como los elementos que incitan a la comida y a la bebida en el ser humano.

 

Cada uno de estos cuadros es representativo de la época en la que vivían los pintores, y de las costumbres de su sociedad respecto al vino. Este ha sido siempre representado como un líquido que anima el espíritu y calienta los corazones de las personas, animándolas a pasar buenos ratos en compañía. ¿Qué te han parecido estos cuadros del mundo del vino?

Deja un comentario

Síguenos en Instagram

#VinodeInfluencia #InfluentialWine
@manchuelawine